29 de octubre de 2013

Castañada, Día de Difuntos o Halloween...una noche de celebración

Llegó nuestra semana temática dedicada a Todos los Santos!

Hoy os introducimos como se celebra esta fecha según el lugar dónde nos encontremos.

Según cuenta la leyenda durante la noche del 31 de octubre los espíritus de los difuntos visitaban el mundo de los vivos para recordarles que debían rezar por ellos. El campanero de la aldea tenía que pasarse toda la noche tambaleando la campana de la iglesia. Para hacer más amena su tarea los aldeanos se reunían con él compartiendo castañas y vino. Así fué como empezó a convertirse en una tradición cuando llegaba esta fecha, recoger leña, castañas y boniatos para luego asarlos y comerlos todos juntos alrededor de una hoguera.

Esta leyenda es la que da lugar a la famosa figura de La Castañera en Cataluña. En los colegios los niños lo celebran haciendo unos mazapanes conocidos como panellets, asan castañas y lo comen mientras cantan canciones populares.

 En México por ejemplo se celebra el Día de Muertos, es una celebración ancestral de origen mesoamericano que honra a los difuntos el 2 de noviembre. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento. De aquí viene toda la decoración de calaberas con mucho colorido que los mexicanos utilizan para celebrar estas fechas.

Y llegados a este punto nombrar el famoso Halloween.Tradición anglosajona muy extendida, en la que los niños se disfrazan y recorren las casas vecinas pidiendo caramelos a cambio de no gastar una broma.

Ya es habitual la polémica que genera la celebración de tradiciones de otras culturas, por miedo a que se extingan las propias, pero en Kokekokkó nos gusta aprender y disfrutar de los demás con el respeto que cada tradición merece y por supuesto sin olvidarnos de las nuestras. No os perdáis nuestros post siguientes en los que os hemos preparado un montón de sorpresas inspiradas en todas estas costumbres!




Y para animaros a explicarles todas éstas distintas leyendas a vuestros hijos hemos preparado una ilustración para que la descargueis y puedan colorearla :)


















21 de octubre de 2013

Halloween en Kokekokkó

Hola a todos!!!

Dentro de muy pocos días estaremos a las puertas de una de las fiestas más divertidas del año: Halloween o como se conoce tradicionalmente fuera del mundo anglosajón, Noche de Difuntos o Víspera de Todos los Santos.

Por supuesto en Kokekokkó no nos vamos a perder esta ocasión y compartiremos con vosotros propuestas, ideas, decoraciones, recetas... para llegar bien preparados a esta noche de brujas.

Como siempre nuestras motivación, es presentar pequeños proyectos, que podáis realizar junto a los más pequeños y que sean originales y divertidos. Y para abrir boca empezaremos preparando los disfraces para la Castañada.

Un disfraz resultón y simpático no requiere necesariamente mucha inversión, seguro que en el armario guardáis prendas que bien combinadas se pueden ser en un imaginativo disfraz. Otra opción es echar mano de las prendas básicas de nuestros hijos y crear una base monocroma, que con unos buenos complementos se convierten en un disfraz.

Cualquiera de las dos opciones quedará más completa con una máscara o antifaz que nos ayude a caracterizar... y eso es lo que hemos hecho hoy en Kokekokkó, unas fantásticas máscaras de goma eva.

La mecánica es muy sencilla, se trata sólo de cortar y pegar!!!

Primero y para que la cosa sea más fácil, nos debemos hacer con un patrón de la máscara para el disfraz elegido, en internet podéis encontrar muchas opciones o si sois buenos dibujantes podéis hacerlo vosotros mismos.

Nosotros hemos realizado cuatro máscaras diferentes de Audrey Hepburn, Caballero Inglés, Tiburón y Pantera Negra, que por supuesto compartimos con vosotros en el siguiente link:

Patrones Máscaras

A parte de los patrones, necesitaremos: tijeras, lápiz, cutter, pegamento, goma eva de colores, stickers de goma y cordón o goma elástica. También podéis utilizar cartulinas de colores en lugar de la goma eva.

1. Para empezar imprimiremos los patrones en papel o cartulina y los recortaremos.

2. Seguimos con el marcaje de las diferentes piezas de componen la máscara utilizando y combinando los diferentes colores. Utilizaremos el lápiz que aunque no marca mucho, es más útil pues no mancha la goma.

3. Empezamos a recortar las diferentes piezas.




4. Una vez las tengamos recortadas todas las piezas que forman la máscara, primero presentaremos la composición antes de empezar a pegar.

5. Pegamos todas las piezas, superponiéndolas si es necesario y dejamos secar unos minutos, por último añadimos la cinta o goma elástica, haciendo unos pequeños agujeros laterales.

Y ya tenemos el primer elemento para un disfraz de película.




19 de octubre de 2013

Día Internacional contra el cáncer de mama

La vida no es de color de rosa pero en kokekokkó pensamos que entre todos podemos conseguir que lo sea. Todo nuestro apoyo para la lucha contra el cáncer de mama.






4 de octubre de 2013

Mermelada casera de moras

Os proponemos el plan perfecto para todos los domingueros que disfrutáis de un paseo por el campo. Que mejor manera para aprovechar ese paseo que recogiendo moras con vuestros hijos; fruto silvestre de temporada que les encantará en mermelada, ideal para el desayuno que junto a un par de tostadas, les dará la energía suficiente para desayunarse la mañana.

Para realizar esta receta sólo necesitáis:

1-Moras silvestres especialmente recogidas por vosotros mismos en compañia de vuestros hijos. (Muy importante para que la receta salga perfecta).

2-Azúcar.

3-Agua.

4- Zumo de limón (opcional)

Preparación: Se lavan bien las moras y se ponen en una cazuela, junto con el azúcar, el agua y el zumo de limón. Se deja reposar unas horas.

Se pone la cazuela a hervir unos 35-40 minutos removiendo de vez en cuando y apartando la espuma.

Cuando coja textura mermelada se retira del fuego y si se desea una textura más fina se bate con la batidora o se pasa por el pasapurés.






































Se rellena un tarro previamente esterilizado con la mermelada y se deja durante 24 hora boca abajo para que el tarro haga el vacío y quede cerrado herméticamente.






































Descargais la etiqueta que hemos diseñado para vosotros en kokekokkó. La imprimís y la recortáis por
la linea exterior marcada en negro.





Decoráis vuestro bote de mermelada con nuestra etiqueta. También podéis poner una tela que os guste atada con un cordel sobre la tapa y...¡oilà! ¡Mermelada casera y super personalizada!